Calle Mayor 2ª parte

Calle Mayor 2ª parte

Calle Mayor

          Y ahora toca la segunda parte de la Calle Mayor: siguiendo en la acera de la izquierda según se sale de la plaza, después de la Carnicería Tino, estaba el cine de Abrahán, llamado Cine Capitol. ¡Qué decir del cine!. De pequeños íbamos como locos a ver la cartelera que se ponía en los postes del ayuntamiento para ver qué película ponían y mirábamos extasiados los fotogramas anticipando la ilusión.
          Por la tarde hacíamos cola para entrar, comprábamos una chuche y entrábamos emocionados en la sala. Monchi era el jefe de la proyección, ¡Qué recuerdos!  ¡Qué ventana al mundo en nuestra tierna edad!
          Comenzaba con el nodo y ya sentíamos todos un nudo en el estómago.
          Allí también se hacían los festivales navideños de los colegios, los de villancicos, se representaban obras de teatro y, tiempo después, cuando ya no funcionaba como tal, hacíamos guateques… con permiso o sin él.

          Más adelante, siguiendo la acera, está el concesionario y expositor de coches Negrete. Antes una tienda de piensos BIONA, regentada por Santines. Y en el local de más adelante, hubo un negocio de chimeneas, seguros y la tienda de Imate más recientemente.
          Llegamos al bar restaurante La Cueva de Maila. ¡Cuántos años llevan dando de comer a gentes de aquí y de allá! Antes era la peluquería de Tere Negrete. Yo me peiné allí al hacer la primera comunión. Después estaba el taller de bicicletas, hoy expositor.

          Siguiendo la acera y torciendo a la izquierda, lo que hoy es una casa, fue en su tiempo el chamizo de la peña Los Bacos. Y más adelante, el bar El Paralelo.
          En la acera de enfrente, al final de la calle está la casa de los curas y un poco más adelante lo que fue la casa del pueblo, que Piji utilizó de almacén para su tienda.

 Si alguien se acuerda de algo pues… ya sabe.