Calle Costanilla

Calle Costanilla

Calle Costanilla

El recorrido de la calle Costanilla nos lleva desde la calle Padre Flórez hasta la calle San Lorenzo justo detrás de la iglesia de su mismo nombre. Esta calle debe su nombre al diminutivo de “costana”, que significa calle en cuesta o pendiente.
          Si comenzamos desde la calle del Padre Flórez, a la derecha, estaba lo que en su día fue teléfonos. Sí, esos cables y clavijas que pinchaban unos números con otros. Cuando estorbaba en la fonda, mi madre me mandaba allí para que no diera guerra. Y aquello me parecía fascinante.  Después fue, por un corto espacio de tiempo, el instituto donde los jóvenes estudiaban hasta sexto y reválida.
          Más tarde, este mismo edificio fue chamizo de fiestas de los Titis, después de los Anacondas. ¡Qué buenos momentos hemos pasado allí! Más adelante, en una plazuela muy bonita, está la panadería Morales…la de los “benditos”.  En esta plaza y en la siguiente se pasan buenos ratos el día de San Lorenzo, cuando se reparte chocolate y tortas de pan a todo aquel que quiera acercarse. Es una actividad que siempre concentra a mucha gente y que se siente ya como un claro preludio de las fiestas. 
          De la parte izquierda no tenemos constancia de que hubiera algún negocio o lugar significativo. Pero si hay, enfrente de la panadería Morales en una pared pintada con letras rojas la siguiente inscripción: "Colgaré de las orejas, las cerezas más rojas"