VERANO. Diversión

VERANO. Diversión

¡Qué buen rato pasamos! La verdad es que es fácil sentarse en las gradas y divertirse con los demás, pero una vez pasada la vergüenza inicial, los participantes de estos juegos también se divirtieron de lo lindo. Pienso que no hay mal que por bien no venga; así lo cogeremos con más ganas el próximo verano. Porque en este toca jugar a la prudencia y responsabilidad.