INVIERNO. Las Loras.

Mirador de Las Loras

CUENTO DE INVIERNO.

(Dos mujeres mayores se encuentran una fría mañana de invierno paseando por el camino. A ambos lados, el campo y la cuneta que le precede totalmente blancos.)

HERMINIA: Buenos días, Upe, ¿qué tal estás?

UPE: Muy buenos días, Herminia. Paseando, a ver si despejamos un poco las piernas, qué bien se espabilan con este frío.

HERMINIA: Hombre que si se espabilan, yo he dejado ahí en eso la comida preparada, que luego vendrán mis nietos y nietas a comer.

UPE: Pues muy bien, oyes.

(Un grupo de niños de diversas edades pasan cerca corriendo y jugando)

UPE: Míralos cómo se lo pasan. Así da gusto ver el pueblo, tan lleno de chiquillos.

HERMINIA: Hay que repoblar, Guadalupe, que sino no sé yo qué va a ser de esto.

UPE: Confía mujer, confía.

(Comienza a nevar)

HERMINIA: Yo me marcho, que luego me cuesta más llegar a casa.

UPE: Ale, ¡hasta luego, maja!

(Ambas amigas se separan y continúan su camino)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *