MICOLOGÍA. Otoño


PUENTE DE LOS SANTOS

           Llega el puente de los Santos. Un puente agridulce por lo que significa: el recuerdo a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros y la presencia de jornadas de intensa actividad.
La más significativa es denominada “Jornadas micológicas” en las que varias asociaciones se implican para poner en marcha salidas al campo o una extraordinaria exposición de setas bajo nuestros bonitos  soportales doblados de la plaza Mayor. Una larga mesa que, en épocas buenas desde el punto de vista climatológico, dan buena cuenta de la enorme variedad de setas que existen con su  variedad de colorido, formas, olor… etc, en nuestra comarca.
De nuevo un interesante reclamo para los que somos y no somos de aquí. Y como somos así, tras el duelo de la mañana nos entregamos a estas jornadas de la tarde. Y después, si queremos tomar un vinito, los bares del pueblo lo aderezan con una tapa en la que la protagonista es la seta: a la plancha, guisadas,  más o menos elaboradas pero, sobre todo, buenísimas.