PRIMAVERA. Narciso

LA PRIMAVERA EN VILLADIEGO Y LAS LORAS

Tienes nombre de vida, de luz, de renovación. No en vano resucitas nuestro espíritu adormecido, encogido, abrigado durante el invierno. La primavera brota en los pueblos igual que un coro de voces cristalinas. Nos da la energía consumida durante el invierno para ver el pueblo y el campo con otros ojos. La primera flor … el narciso;  las primeras aguas del deshielo y de la bruma… La vida vuelve a brotar alrededor y nos embriaga. Villadiego  se despereza, se estira y sale de nuevo a la calle.  Y nuestra naturaleza, Las Loras, recogen una nueva luz y se llenan de espectáculo. Así es siempre.